Tatiana Poggi: estudiante de arquitectura y escaparatista de Umbrales: “Andrés Jaque está cambiando la arquitectura”

Copyright  Pati Gagarin ©

Copyright Pati Gagarin ©

“Andrés Jaque está cambiando la arquitectura”

Tatiana Poggi: estudiante de arquitectura y escaparatista de Umbrales

 

#U | Hablemos de tu trabajo con Andrés Jaque ¿Qué destacas de tu experiencia con él?

#T | Andrés es de esas personas que te transmiten su energía y experiencia en lo que tú tardas en abrir tu Moleskine para apuntar todo lo que está diciendo. Siempre digo que los años en los que él fue mi profesor de Proyectos Arquitectónicos (en colaboración con otros dos maravillosos profesores) fueron los más interesantes y productivos. Aprendí a construir procesos de desarrollo proyectual; a comprender que los objetos son políticos y tienen agencia para modificar los entornos ecosistémicos, a incluir como procesos de arquitectura la construcción de protocolos o acontecimientos, a que Barbie, las plantas o la máquina del aire acondicionado son también objetos arquitectónicos y por tanto son esenciales en la producción de arquitectura. Tanto ser su alumna como colaborar con él en Cosmo ha sido un privilegio y me siento afortunada. Andrés está cambiando la arquitectura.

#U | ¿Cuáles son los valores que te representan a nivel proyectual? ¿Eres alegre, simplista, tendenciosa…?

#T| No sabría definir mi posición como arquitecta en una palabra, de hecho, todavía no lo soy oficialmente y me veo muy alejada de tener la capacidad o experiencia para hacerlo. Por otro lado creo que los límites de la profesión se encuentran en un momento difuso, eso ha permitido desarrollar proyectos que dejen en un segundo plano la figura del arquitecto y su proyecto de catálogo, para traer a primer plano los procesos de producción y los agentes involucrados en el desarrollo.

#U | Al escaparatismo suelen dedicarse profesionales con cierta sensibilidad creativa ¿A qué asimilas un escaparate: a un lienzo, una ventana…?

#T | Intento evitar la utilización de metáforas a la hora de trabajar con el objetivo de reducir la problemática a hechos cuantificables. Creo que la arquitectura está transformándose en una forma de construir procesos y de relacionar agentes humanos, naturales y tecnológicos. En su relación con la publicidad, el marketing y el mundo de los media encuentro un gran interés, así como en la utilidad de la arquitectura como herramienta para dar visibilidad a procesos ocultos. Creo que se puede proyectar una vivienda de la misma forma que una revista, un escaparate, un vestido o una instalación de agua caliente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: