Teresa Jular: diseñadora, cofundadora de XL Internet y XLI design+thinking (www.xli.es): “El diseño óptimo de un escaparate debería profundizar en el modelo de negocio y su contexto”

“El diseño óptimo de un escaparate debería profundizar en el modelo de negocio y su contexto”

Teresa Jular: diseñadora, cofundadora de XL Internet y XLI design+thinking (www.xli.es)

#U | Eres una de las representantes más visibles del diseño en Murcia, ¿por qué hay tan pocas mujeres líderes en estas cuestiones?

#T | Aunque empecé en 1998 trabajando como diseñadora con base tecnológica y comunicando sobre Internet y pese a haber propiciado más de 100 proyectos web para clientes de toda España y algunas redes internacionales, mi visibilidad ha aumentado mucho desde 2012, al comprometerme en las Juntas Directivas de DIP, asociación profesional de diseñadores nuestra región, y de READ, de ámbito nacional, con diez organizaciones miembro.

Como muchas otras profesionales, las diseñadoras nos hemos volcado en nuestros clientes y usuarios; asumimos el liderazgo de los proyectos porque estamos preparadas, pero no hemos cuidado de la misma manera la esfera pública, la publicación de nuestras ideas, la comunicación de nuestros logros, la participación asociativa y política.

Aunque, para ser precisas, debemos recordar que, tradicionalmente, el diseñador español, independientemente de su género y salvo algunas excepciones, ha ejercido su trabajo colocándose en un lugar discreto, tras el proyecto, la marca o el cliente.

En este momento, en nuestro país, se necesita transmitir la importancia del diseño para generar riqueza en una sociedad inclusiva donde no sobra nadie. Y creo que, tanto diseñadores como diseñadoras, debemos “bajar a las plazas” a explicar nuestro oficio y su impacto en la sociedad.

#U | ¿El diseño es para ti un modo de vida? ¿Puede marcar la diferencia el diseño en el escaparatismo del comercio de proximidad murciano?


#T| Sí, es un modo de vida y una aspiración. El diseño es creatividad, capacidad organizativa y lucidez prospectiva, super poderes de los que me gusta disponer, bien en carne propia, bien acompañada por colegas. Y compartirlos con el cliente, porque en el diseño actual también está implícito lo colaborativo y el conocimiento abierto.

A mí me gusta que el método proyectual del diseño me acompañe en todas mis actividades, incluso las cotidianas, me siento mejor. Además, a través del diseño me conecto con otras disciplinas que me interesan: la economía, la sociología, la psicología, la filosofía

El diseño aplicado a los escaparates de los negocios de proximidad murcianos, no es que pueda marcar la diferencia de manera definitiva, es que ya lo hace, para bien y para mal.

Un buen trabajo de diseño ayuda a identificar lo que nosotros denominamos la propuesta de valor de un negocio, profundizando en los valores del empresario y también de su equipo, si lo tiene; le ayudará a conocer mejor a sus públicos y contribuirá de manera sustancial a su comunicación y a sus ventas. El desafío estriba en distinguirse de otros y conectar emocionalmente propuesta de valor y audiencias, a través de una experiencia auténtica.

Un buen trabajo de diseño aportará más retorno que el meramente económico y deberá contribuir a la sostenibilidad del comercio, a la suya y a la del barrio en el que esté localizado. Porque será mucho más eficaz diseñar un conjunto de propuestas de manera orquestada y sostenidas en el tiempo que realizar acciones aisladas y esporádicas.

#U | Usabilidad, retorno de la inversión (ROI) o posicionamiento son términos relacionados con las páginas web, en cuyo desarrollo trabajas, ¿cuáles de esas palabras son asumibles para los escaparates: posicionamiento, rentabilidad?


#T | Yo me imagino este escenario: la diseñadora o el diseñador del escaparate investiga, idea y prototipa, poniendo en juego recursos, conocidos y manejados desde las distintas especialidades de nuestra profesión: el relato desde la marca, el cuidado del espacio, la iluminación, materiales, residuos, etc. En definitiva, concibe una experiencia para que destaque el producto o servicio. Comparte una o varias de estas fases con el comerciante, testa (al menos el boceto o maqueta) para tomar decisiones sobre el proyecto y llevarlo a cabo.

Pero, desde mi punto de vista, el diseño óptimo de un escaparate debería ir un poco más allá y atender al espacio físico y al virtual de manera integrada, profundizando en el modelo de negocio y su contexto, y tratando lo offline y lo online a la vez, pues el comprador de hoy es una persona que se mueve, conocedora y conectada, que puede comparar productos y precios desde su dispositivo móvil; que se fidelizará al comercio, y a comprar en una zona, si se le ofrece una mejor vivencia que los demás; que, si le gusta lo que le contamos y vendemos, se convierte en prescriptor para terceros

La investigación sobre el negocio nos va a permitir afinar en el discurso planteado desde el escaparate y la inversión en comunicación y artefactos online (web, blog, redes sociales…) nos va a permitir difundir, aportar valor, atender incidencias, promocionar, dialogar con nuestros clientes, medir resultados…

El servicio, la tecnología y la comunidad de nuestros usuarios son los tres vértices de un triángulo que resume este enfoque. Deberíamos atender siempre a los tres. De manera que sí, creo que conceptos que nacieron vinculados a la innovación tecnológica, como usabilidad, ROI y posicionamiento, son perfectamente válidos para formar parte de un proyecto de escaparatismo. O ¿qué es un escaparate más que una interfaz, una superficie de interacción entre vendedor y comprador y viceversa?

2 comentarios en “Teresa Jular: diseñadora, cofundadora de XL Internet y XLI design+thinking (www.xli.es): “El diseño óptimo de un escaparate debería profundizar en el modelo de negocio y su contexto”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: